Historia del café y sus olas…

Historia del café y sus olas…

El café es una bebida fundamental en la vida humana, hay quienes dicen que su primera aparición fue en Etiopía hace aproximadamente dos mil años cuando, un pastor notó a su rebaño un poco exaltado después de comer algunas cerezas de un cafeto. Sin embargo, las primeras evidencias de consumo de café tostado y molido se remontan al siglo XV en Arabía. 

Alrededor de 1800s, el café se tornó un producto industrial, incrementando su valor comercial para el mundo. Esta bebida mística y aromática, ha cautivado al hombre por generaciones, adaptándose a nuevas formas de consumo. En el año 2002, Trish Rothgeb determina tres etapas históricas para comprender la evolución del café otorgándoles el nombre de “olas”.

Primera ola (1800- 1970)

La Revolución Industrial estaba por concluir y la vida del hombre a globalizarse, al igual que muchos otros productos que fueron formando parte del consumo mundial. El café se torna en mercancía creciendo su consumo a niveles exponenciales. 

La primera ola se caracteriza por no considerar relevante el tema de la calidad, tratamiento u origen del café. En el año 1938 el primer café soluble es lanzado por Nestlé en Suiza, convirtiéndose en un producto básico para el consumo del hogar, por ser una bebida básica, soluble, con un tiempo de vida amplio, además, de tener el efecto energizante que genera la cafeína.

Dentro de las marcas líderes en el mercado en esta época se encuentran: Nescafé, Folgers, Mr. Coffee, Maxwell house, Satori Kato, Hill Bros, por mencionar algunas.

Segunda Ola (1970-2000)

Starbucks crea una revolución y con su influencia se transforma la cultura cafetalera, en dos directrices:

  1. Diferenciación de grano.
  2. Cafetería como un punto de encuentro 

El consumidor descubre “la experiencia del café” derivada de una mayor apreciación de la calidad y origen de los granos de café, así como, la importancia de la correcta preparación de la bebida.

Fue tal el incremento de su consumo, que la industría dedicada a la venta de bebidas alcohólicas presentó una baja en sus ventas y la apertura de nuevas cafeterías fue un boom.

La “experiencia del café” se vio determinada por un cambio de arquitectura y diseño de cafeterías como espacios acogedores, bebidas costosas y nuevas recetas para prepararlo como el frapuccino.

Algunas de las empresas que marcaron esta ola son: Starbucks, SCAA, Peet’s, George Howell, entre otras.

En esta ola los tuestes del café son más amargos e intensos, los productos representativos de esta ola son nuestros tuestes italiano, alto y descafeinado natural.

 

Tercera Ola (2000 a la fecha)

El café comienza a apreciarse por sus procesos de cultivo y producción, notas de origen, calidad y variedades de grano. En esta ola encontramos a un consumidor más sofisticado, que puede identificar la calidad de un vino y un café con sólo probarlo. El origen, método de cultivo, tueste y preparación son determinantes en el resultado final, es decir: la taza del café.

El barista comienza a formarse a nivel profesional tras años de preparación, siendo el máximo grado de experto Q grader, el único facultado para evaluar la calidad de un café. Es decir, el gran determinante de esta ola es el grado de especialización.

Por otra parte, el concepto de trazabilidad comienza a tomar relevancia, siendo vinculada con las condiciones generales de cultivo del café, pasando por los productores y condiciones de vida de las sociedades productoras, y las prácticas sustentables. 

Hay quienes dicen que ya existe una cuarta ola del café que ahonda aún más en la pericia y grado de especialización en los métodos y técnicas de preparación, procesos de cultivo, fermentación, almacenaje e incluso en el agua que se utiliza en su preparación.

 A su vez, hay quienes señalan que la cuarta ola tiene como prioridad el comercio justo y la producción sostenible.

Como parte de nuestro entendimiento e interés por el café hemos desarrollado una gama de productos derivados de esta ola, dentro de ellos encontrarás el tueste medio  y mezcla de la casa, para aquellos aventureros que buscan nuevas experiencias culinarias y nuestro tueste ligero, dirigido a baristas o cafeteros experimentados con métodos de extracción.